wrapper

Viernes, 01 Junio 2018 13:28

Por un desarrollo tecnológico que respete los valores fundamentales

Redacción / LikeMty

 ¿Podríamos cultivar granos sin usar pesticidas? ¿Es posible eliminar las enfermedades con mosquitos exterminadores? La tecnología ya existe, ¿pero cuáles son las consecuencias éticas de aplicarla? En entrevista, Jennifer Kuzma, Profesora Distinguida en Ciencias Sociales de la Universidad Estatal de Carolina del Norte y miembro del Consejo Mundial de Tecnología, Valores y Políticas, explica por qué necesitamos abordar el desarrollo tecnológico teniendo en cuenta nuestros valores fundamentales y cómo redactamos la política para reflejar esos valores.

Aquí la charla completa:

Usted es miembro del Consejo Mundial de Tecnología, Valores y Políticas. Pero, ¿qué implica encarar estos tres conceptos juntos?

Cuando tomamos decisiones acerca de la tecnología, nos gusta pensar que se trata de la ciencia, pero siempre hay un nivel de valores involucrados, y cómo abordamos las cuestiones éticas tendrá un efecto en la forma de redactar las políticas y las normas.

A veces las tecnologías se hacen para un propósito en particular, pero no necesariamente se ajustan al contexto social, o tienen impactos a largo plazo que no podemos prever en el momento de implementarlas. ¿Cómo podemos ser receptivos y desarrollar tecnologías que ayuden a atender las necesidades de la sociedad teniendo en cuenta los valores de las comunidades en las que se aplican las tecnologías?

¿Sabe de algún caso en donde esto haya ocurrido?

Existe un cierto tipo de maíz genéticamente modificado que necesita menos pesticidas para crecer. Eso funciona en los Estados Unidos para la agricultura comercial a gran escala, donde se desarrolló. Sin embargo, en algunas regiones de México, los grupos indígenas han desarrollado sus propias variedades de maíz a lo largo de miles de años. Estas variedades ya están adaptadas a los microambientes en los que viven y tienen un significado cultural importante.

Así que cuando una empresa entra en el mercado y trata de vender semillas genéticamente modificadas, no es la variedad que estas personas quieren o necesitan. Las empresas quieren implementar una tecnología, pero a menudo en un contexto en el que realmente no es útil. Así que lo que al final sucede es que los agricultores probablemente cultivan un poco del maíz corporativo para la exportación, pero siguen sembrando sus propias variedades para el consumo local.

A menudo, los viejos modelos de desarrollo se ven como personas de países desarrollados que llegan a tratar de solucionar los problemas de los países menos desarrollados. Ese enfoque genera una gran cantidad de problemas tanto éticos como técnicos. Ahora estamos viendo más esfuerzos donde las personas trabajan en asociación con expertos y profesionales locales para tener en cuenta las necesidades de quienes habitan en el área.

¿Cuáles son algunas de las tendencias clave que debemos tener en cuenta?

Los enfoques ascendentes hacia el desarrollo tecnológico están ocurriendo. Puedo ver que esto se vuelve más común. Estos esfuerzos están otorgando poder a los ciudadanos dándoles voz en el desarrollo tecnológico.

Ahora se están desarrollando mosquitos que podrían ayudar a combatir enfermedades como Zika y Malaria. Por ejemplo, hay un mosquito al que se le han hecho modificaciones genéticas y cuando se aparea con un mosquito común, la larva no sobrevive. Eventualmente, la cantidad de mosquitos portadores de enfermedades se reducirá en el medio ambiente. En algunos programas, se ha dado prioridad al compromiso ciudadano antes de liberar estos mosquitos de ingeniería en el medio ambiente. En los Estados Unidos, las personas en la región de los Cayos de la Florida votarán si están a favor o en contra de que estos mosquitos sean liberados. En otros países, los desarrolladores de tecnología han buscado la participación de los ciudadanos en la discusión sobre los mosquitos de ingeniería, pidiendo sus opiniones y aportes.

Esto contrasta con otros proyectos en el pasado donde los mosquitos se liberaron sin que los ciudadanos de la zona ni siquiera se enteren.

¿De qué forma contribuye su Consejo en el debate mundial?

Hay varios informes y trabajos académicos que analizan estos problemas. Podríamos recopilar diferentes principios que ya se han propuesto, agregarlos si es necesario y crear un marco general para el desarrollo de tecnología responsable que pueda adaptarse a una variedad de situaciones mundiales o regionales.

Yo querría vernos desarrollar principios, directrices y mejores prácticas. Es posible que no se puedan predecir todos los riesgos o impactos de las tecnologías emergentes, pero al menos se puede imitar un proceso de gobierno que solicita y toma en cuenta los valores de las personas para aumentar la legitimidad.

¿Qué otros tipos de tecnología podrían verse afectados por estas directrices?

Todos los tipos, en realidad. La robótica social es un área realmente importante. ¿Hasta dónde queremos llegar con la inteligencia artificial, en especial cuando se acerca más la posible sustitución de los seres humanos en el lugar de trabajo?

La nanotecnología también es una gran pregunta: la introducción de máquinas que ni siquiera se pueden ver tiene sus propias preguntas éticas que deben responderse.

También hay muchos otros temas que deben considerarse: perfeccionamiento humano, uso de drones, control y seguridad de Internet. Incluso las soluciones energéticas mundiales y el cambio climático tendrán preguntas importantes a medida que se encuentren nuevas soluciones tecnológicas.

Estamos en un punto de inflexión donde estas tecnologías están convergiendo, y somos capaces de alterar en esencia a los seres humanos, los sistemas sociales y el ecosistema.

Los valores se definen de manera muy diferente en el mundo. ¿De qué forma eso afecta el proceso?

Creo que esa es una de las dudas que la gente tiene sobre la integración explícita de los valores en la tecnología. Tendemos a tomar decisiones por motivos utilitarios. ¿Los beneficios superan los riesgos? Tendemos a pensar que eso es muy simple y universal, pero no lo es.

Los valores no pueden evitarse y tratamos de pretender que no están presentes en el análisis de la relación entre el riesgo y el beneficio. De todos modos, de alguna manera las personas se sienten más cómodas con eso que aceptando que tienen un valor cultural y que está presente en su toma de decisiones.

¿Cuáles cree que serán los valores de la tecnología en el año 2030?

Con suerte, tendremos más debates sociales sobre dónde queremos invertir nuestros recursos en el desarrollo tecnológico para resolver los problemas mundiales, y los resultados de esos debates contribuirán en la toma de decisiones.

Tengo la esperanza de que vamos a mejorar y que no simplemente les impondremos las tecnologías a las personas o culturas. Vamos a aumentar la participación de las comunidades, brindándoles poder para tomar decisiones. En este momento, el poder está bastante concentrado, pero creo que esto va a cambiar.

Con información de weforum.org / Jennifer Kuzma.

Así somos

LikeMty es un medio de comunicación que se propone rescatar los valores y los propósitos perdidos en el periodismo; formar e informar. A través de notas y artículos, buscamos generar conciencia para hacer de la comunidad, una sociedad más sensible y cordial.

Si te interesa compartir con nosotros tu opinión, no dudes en contactarnos, estaremos gustosos de leer tus comentarios. Escríbenos a: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.